Establecese el procedimiento para la expropiación del predio sito en Av. La Plata 1.624 entre Las Casas e Inclán (15/11/12)

Spread the love

Proyecto de ley

Artículo 1°.- La presente ley tiene por objeto establecer el procedimiento para la expropiación del predio sito en Av. La Plata Nº 1624 entre las Casas e Inclán.

Artículo 2º.- La autoridad de aplicación de la presente ley intima al propietario del predio individualizado en el artículo 1º a los efectos de iniciar por el término de 6 meses, contados desde la notificación fehaciente de la intimación, a una instancia de negociación a los fines de arribar a un acuerdo sobre la restitución del predio al Club San Lorenzo de Almagro.

Artículo 3º.- Transcurridos los 6 (seis) meses, sin que se hubiese arribado a un acuerdo, el fideicomiso expropia el predio en los términos del artículo 3º de la ley 238, siempre y cuando se haya cumplido el objeto del contrato de fideicomiso celebrado entre el Banco de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Club San Lorenzo de Almagro, el que como anexo 1 se acompaña a la presente norma y que a todos los efectos forma parte integrante de la presente ley.

Artículo 4º.- En el caso que se arribare a un acuerdo, queda expedita la vía para que el fideicomiso, en los términos del artículo 3º de la ley 238, expropie el predio o parte del mismo con el dinero del contrato de fideicomiso celebrado entre el Banco de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Club San Lorenzo de Almagro, a los efectos de restituirlo al mencionado club.

Artículo 5º.- Durante la instancia de negociación la autoridad de aplicación convoca a las Facultades de Ingeniaría y de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires a los efectos de elaborar un proyecto en base a la negociación arribada entre las partes por la presente norma.

Si el acuerdo implicare modificaciones al Código de Planeamiento Urbano, el mismo será enviado a la Legislatura como convenio urbanístico para su aprobación.

Artículo 6º.- La los efectos de dar cumplimiento al artículo 3º segundo párrafo de la ley 238, las reuniones de negociación deberán ser públicas, abiertas a la participación de los vecinos y convocadas juntamente con los miembros de la junta comunal 5.

Artículo 7º.- Acéptace el compromiso de pago, que como anexo 2 forma parte integrante de la presente norma, del Club San Lorenzo de Almagro para el pago de los honorarios y costos de elaboración del proyecto realizado por las facultades mencionadas del artículo 5º.

Artículo 8º.- A los efectos del pago de la indemnización la autoridad de aplicación debe considerar al menos tres tasaciones realizadas por entidades bancarias, siendo una de ellas el Banco de la Nación Argentina.

Artículo 9º.- El Banco de la Ciudad no puede actuar como tasador de la expropiación.

Artículo 10º.- La presente norma caduca a los tres años contados desde la fecha de su publicación.

Artículo 11°.- Comuníquese, etc.

Fundamentos
Señora Presidenta:

El Club Atlético San Lorenzo de Almagro surgió oficialmente en el barrio de Boedo el 1º de abril de 1908. Su nombre deriva del reconocimiento a la alta participación del padre Lorenzo Massa para ayudar y educar a los chicos del barrio, además de un homenaje a la batalla del mismo nombre. Por pedido de Federico Monti, uno de los fundadores de la institución, se le agregó “de Almagro”, barrio en el que vivían muchos de los integrantes del club.

Ya en 1915, el equipo de fútbol de San Lorenzo consiguió el ascenso a la primera división del fútbol argentino, lo que derivó en un aumento significativo de asistentes a la cancha y una posterior necesidad de contar con un campo deportivo propio. Después de muchas gestiones, el club pudo alquilar los terrenos de Av. La Plata, pertenecientes en ese momento al Colegio “María Auxiliadora” y a los hermanos Onetto. El club emplazaría el reconocido “Gasómetro” (cuyo nombre derivó del parecido entre su estructura exterior y los gigantescos depósitos de gas licuado de la época) en un solar ubicado en Avenida La Plata 1600/1700, circundado por las calles José Mármol, Las Casas e Inclán. Dichas instalaciones fueron inauguradas el 7 de mayo de 1916 y permanecerían funcionales hasta 1979.

El verdadero crecimiento de la institución se dio a partir de la década del ’30, en gran medida gracias a los logros deportivos, pero también por la instalación del club como verdadero centro social de la zona. Así, de 203 socios que tenía San Lorenzo en 1919, a principios de la década de 1930 ya contaba con 15.616, lo que lo colocaba en el club con mayor cantidad de hinchas del país. Es ampliamente destacable el hecho de que los dirigentes del club en ese momento hicieran gran hincapié en fomentar la relación entre el club y el barrio.

El 1 de julio de 1927, San Lorenzo obtuvo la personería jurídica; en 1928 se adquirieron los primeros 7760 m2, y al año siguiente se amplió la capacidad del estadio a 73.600 personas. Además de ofrecer una cancha de grandes dimensiones, el club contaba hacia principios de los ’30 con instalaciones para hockey sobre patines, patín artístico, tenis y básquetbol. En las décadas siguientes, además, se mostró el amplio compromiso social del club con su barrio, con la instalación de una Biblioteca Popular en 1942, y departamentos culturales en los que los vecinos podían aprender teatro, dibujo, folcklore, danzas tradicionales argentinas, filatelia, encuadernación y títeres. Este club fue uno de los primeros en organizar fiestas de carnaval, en las que se presentaban las mejores orquestas y artistas de cada época.

En 1945, se inauguraron en las instalaciones la pileta más avanzada de Sudamérica, el polígono de tiro, el gimnasio de pesas y boxeo, las canchas de pelota-paleta, de bowling y de bochas. Con estos beneficios, el club llegó a sumar 33.645 socios.

La ampliación de disponibilidad de recursos les permitió a los dirigentes ofrecer becas, otorgadas a los chicos del barrio, solamente un ejemplo de la política de integración social que siempre fue característica del club. Otro notable ejemplo del sentido de solidaridad de la institución fue que ofreciera sus instalaciones para la atención a las víctimas del terremoto de San Juan en 1943: muchos damnificados pararon en el Gasómetro y en la concentración que alquilaba el Club en Ramos Mejía.

En 1950, el club inauguró el Gimnasio Salón General San Martín, en el que su equipo de básquetbol consiguió muchas conquistas deportivas. En 1950, San Lorenzo ganó siete de los ocho torneos en disputa; con sus consagraciones en 1954, 1956, 1957, 1959, 1960 y de 1967 a 1973, San Lorenzo fue el club más ganador de básquetbol del siglo pasado.

Sin embargo, los responsables de la última dictadura militar de la Argentina fueron también aquellos que decidieron expropiar el terreno del club. La causa formal que se alegó en su momento fue la necesidad de la apertura de las calles Muñiz y Salcedo, cuya prolongación virtual atravesaría el predio de Av. La Plata. Además, la entonces Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires sancionó el 3 de septiembre de 1980 la Ordenanza Nº 36.019, que desafectaba el Distrito E3 y establecía como normativa para ese predio una zona residencial de mediana densidad, y otra con equipamiento comercial y de servicios. Esto obligaba a la cesión del predio de 4.500,47 m2 para la construcción de la escuela que serviría al supuesto conjunto de viviendas. Previamente, el 28 de agosto de 1979, la Municipalidad había derogado, mediante la Ordenanza nº 35.172, el traspaso de los terrenos del Bajo Flores (actual Ciudad Deportiva del CASLA) a la institución, dispuesta oportunamente por Ley Nº 16.729 del Congreso Nacional. Estas acciones gubernamentales no pueden interpretarse más que como un intento, lamentablemente exitoso, de erradicar a este club social y deportivo de la zona.

Así, el estadio de Boedo cerró sus puertas el 2 de diciembre de 1979: ese año se disputó el último partido en el “Gasómetro” de Boedo y a partir de 1980, San Lorenzo jugaría de local en estadios ajenos. Casualmente, una sociedad fantasma, constituida pocos días antes de la venta, pagaría al club solamente U$S 900.000 por los terrenos. Los años demostraron que los fines dados originariamente a los terrenos nunca se concretaron; además, en 1983 un ordenanza modificó el uso del predio permitiendo el establecimiento de supermecados totales en ese terreno, por lo que al poco tiempo el predio fue vendido a Carrefour por U$S 8.000.000.

Estos movimientos perjudicaron enormemente al club. En las décadas posteriores a estas maniobras del gobierno, se produjo una fuerte crisis deportiva de la institución, fomentada casi en su totalidad por la falta de recursos económicos en la que se vio sumido el club: fue endeudándose y desmoronándose económicamente, lo que ocasionó la pérdida de protagonismo en los torneos de fútbol, y la posterior caída en los ingresos económicos.

Tuvieron que pasar 21 años para que el Ciclón volviera a ser campeón en 1995. En 2001, consiguió un título internacional, consagrándose campeón de la Copa Mercosur.

La Sede Principal del club se encuentra ubicada en Av. La Plata 1782, en el barrio de Boedo y se mantuvo en el lugar tras la venta del terreno del Gasómetro, y cuenta con instalaciones deportivas. La Sede Administrativa, lugar en el que se celebran las reuniones de Comisión Directiva y se realizan las tareas administrativas del club, está localizada en Av. de Mayo 1373, en Monserrat. La Ciudad Deportiva, ubicada entre las avenidas Fernández de la Cruz , Perito Moreno y Varela, es el centro en el que se practica hockey sobre césped y patines, fútbol recreativo, infantil, femenino, juvenil y profesional, natación, bowling, tenis, futsal, vóley, básquetbol, rugby, entre otros.

San Lorenzo se constituyó como una referencia deportiva, social e institucional de Boedo, contribuyendo a perfilar y asentar la identidad barrial, durante más de seis décadas. Lo que comenzó como un emprendimiento modesto llevado a cabo con mucho esfuerzo por un grupo de fundadores visionarios logró convertirse en referencia para el barrio y la ciudad.

Por su importancia, el Gasómetro de Boedo fue el estadio oportunamente elegido para que la Selección Argentina juegue de local y donde, además, se celebraron incontable cantidad de eventos multitudinarios. Llegó a tener una capacidad de 75.000 espectadores siendo, en su momento, uno de los estadios más importantes del país. Esa realidad hoy en día se ha visto reducida toda vez que el club cuenta con el Estadio “Pedro Bidegain”, con una capacidad para 43.963 personas, en Bajo Flores.

Además del estadio, San Lorenzo le entregó -a mediados del siglo XX- a Boedo una sede social de primer nivel, seguramente con el mayor equipamiento social y deportivo existente en Buenos Aires: natatorio, confitería, gimnasio, salones, pistas y canchas para los más diversos deportes y hasta una biblioteca modelo. Ese fue el club al que desalojó la dictadura.

En el año 1976 se produjo un quiebre institucional del país que sembró, en los habitantes, una dosis de terror en magnitudes jamás imaginadas y dejó un saldo de 30.000 desparecidos. Asimismo, significó el arrasamiento de los derechos de toda la sociedad argentina en función de espurios intereses económicos.

Entre ellos, el perjuicio ocasionado por el sistema de acciones, presiones extorsivas y normas ilegales rubricadas por el Brigadier Osvaldo Cacciatore fue parte de un plan deliberado para desterrar y marginar al Club San Lorenzo de Almagro al deslocalizarlo y atentar contra su evolución histórica. Todo eso fue producto de un ordenamiento autoritario, burocrático y antipopular, sin legitimidad ni consenso de sus acciones, que culminó con la realización de un gran negocio inmobiliario en base a una donación forzada y la desarticulación institucional del Club San Lorenzo de Almagro, al igual que la pérdida de la identidad en Boedo.

Los simpatizantes de San Lorenzo, con un fuerte impulso de la Sub-Comisión del hincha, anhelan recuperar los terrenos que ocupaba el estadio porque entienden que San Lorenzo, desde que fue empujado de su lugar en el mundo, perdió identidad y pertenencia. En ese sentido, el 11 de octubre de 2007, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires dio su aprobación a la restitución al Club Atlético San Lorenzo de Almagro del predio de Salcedo 4220, a través de la Ley 2.464. Así fue que se dejó sin efecto uno de los actos dispuestos por la pasada dictadura.

Siguiendo esa línea, el Club San Lorenzo de Almagro y el Banco Ciudad de Buenos Aires han conformado -recientemente- un fideicomiso de garantía con el objeto llevar adelante la recuperación del predio sito en Av. La Plata al 1700 para restituirlo al Club San Lorenzo de Almagro. Todo ello en concordancia con lo establecido en el artículo 1º de la Resolución Nº 206/2011.

En relación con el fideicomiso conformado, esta Legislatura, manifestó unánimemente su beneplácito por el mismo, con la finalidad de “que coadyuve a la declaración de utilidad pública, a fin de recaudar los fondos para hacer efectiva la restitución de la propiedad del emblemático predio de Av. la Plata al 1700 al Club Atlético San Lorenzo de Almagro. Asimismo, y una vez que se haya alcanzado el objetivo previsto en el fideicomiso, este cuerpo legislativo ratifica su compromiso de convertir en ley, la expropiación y restitución del predio antes citado al Club San Lorenzo de Almagro, con la finalidad de revertir los despojos y atropellos de que fuera objeto el mismo, durante la dictadura.”

No es necesario seguir ahondando en este asunto, toda vez que ha quedado en claro la intención del cuerpo legislativo en pleno.

El fideicomiso propiamente dicho se llevará a cabo con aportes de los socios, hinchas y simpatizantes del Club San Lorenzo de Almagro. A causa de ello, se ha generado una masa crítica de futuros beneficiarios, y actualmente se ha abierto una pre-inscripción en la que se asume un compromiso de pago de la suma que cada uno aportará.

Este proyecto tiene entre sus principales objetivos no generar pasivos al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pues el fondo -organizado bajo la forma de fideicomiso- servirá para llevar adelante el proyecto de recuperación histórica del predio de Av. La Plata al 1700. Esta estructura garantiza a los socios e inversores que sus aportes se destinarán exclusivamente a la recuperación del predio sito en Av. La Plata al 1700 y nadie podrá darle otro destino que no sea el de la restitución del predio al Club San Lorenzo de Almagro.

Tamaño esfuerzo económico de parte de miles de ciudadanos está movilizado sólo por el entrañable amor a su Club y tiende a solucionar toda posibilidad de insuficiencia de fondos públicos que pudiera frenar este acto de justicia que esta Legislatura quiere reparar, pues inmueble en cuestión es la propiedad que el club ostentó a lo largo de mas de 66 años en los que se constituyó como un emblema de la porteñidad a través de la cultura y el deporte.

Asimismo, reafirmamos los fundamentos ya expresados en la ley 2464/07, especialmente los referidos a la justicia de esta restitución histórica y la conveniencia para el interés público de recuperar esta parte injustamente perdida, de la historia del barrio de Boedo y la Ciudad toda. La ruptura y fragmentación de la memoria socio-espacial de Boedo reclama de modo sentido una reparación histórica para el Club Atlético San Lorenzo.

Por lo anteriormente expuesto, pedimos al cuerpo la aprobación del presente proyecto de Ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *