Legislador del MST denunció “represión brutal” en el Borda, que en su caso le causo ceguera temporal

Spread the love

2reprebordaBuenos Aires, 26 de abril (Télam).- El diputado porteño Alejandro Bodart (MST) responsabilizó hoy Mauricio Macri por la “desmesura brutal” de la represión a trabajadores del hospital Borda, periodistas y legisladores, de la que también él fue víctima con ceguera temporal, por el uso de gases irritantes, y golpes.
“Unos 20 legisladores tratábamos de evitar males mayores cuando, alrededor de las 11, después de llegar a un acuerdo para que la Policía Metropolitana se retirara detrás de las vallas, sorpresivamente volvieron a reprimir con una desmesura brutal”, dijo Bodart a Télam.
La vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, “no tiene vergüenza cuando afirma que ’la policía se defendió’. Reprimieron por reprimir, incluso cuando ya habían destruido todo” un pabellón del neuropsiquiátrico Borda donde funcionaban talleres de resocialización para los pacientes, agregó.
Bodart explicó que la represión se descargó sobre trabajadores, delegados gremiales, médicos, pacientes, periodistas y diputados de diversos bloques de la Legislatura porteña, entre los que mencionó a Proyecto Sur, Frente para la Victoria y Unidad Popular.
“Yo estaba con (el legislador de Proyecto Sur Rafael) Gentili, después del aparente acuerdo para que la policía se retirara más allá de las vallas, cuando de golpe empezaron a reprimir de nuevo, también a los diputados” presentes en el lugar”, relató.
Bodart dijo que a él siguieron golpeándolo después de caer al suelo y que tiene “garrotazos por todos lados”, además de ceguera temporal, igual que Gentili, causada por gases irritantes que u tilizó la Policía Metropolitana en la represión.
Como otros apaleados y gaseados, Bodart y Gentili fueron atendidos primero en la guardia del Borda y luego derivados al hospital oftalmológico Santa Lucía.
El legislador contó que la represión se descargó además sobre los trabajadores de prensa que cubrían los hechos, y contó como ejemplo que él vio cuando golpeaban a camarógrafos o a un policía cuando le gritaba a un periodista “te vamos a ir a buscar”.
“Habían destruido todo (el pabellón y su equipamiento) en 20 minutos con topadoras y después reprimieron por reprimir, mientras no aparecía nadie del Gobierno” porteño, puntualizó.
Para el legislador del MST, “esto demuestra la brutalidad de esta Policía Metropolitana y de este gobierno” de la ciudad de Buenos Aires.
“En su momento, denunciamos que alto s jefes de la Policía Metropolitana tenían vínculos con la última dictadura y anteriores denuncias, además de la originada en el espionaje ilegal, pero está claro que quien la manda a reprimir es Macri”, subrayó.
Bodart dijo finalmente que “todo este zafarrancho fue para robarle terrenos a un hospital, porque Macri quiere una oficina más grande y promover negocios inmobiliarios a costa de la salud pública, como en este caso, o de los espacios verdes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *