Primero la mesa de los trabajadores. No la Mesa de Enlace

El gobierno recibió a la Mesa de Enlace, y Alberto Fernández, que se desdijo de lo que había dicho días atrás, se comprometió con el campo a no aumentar las retenciones ni intervenir los cupos de exportación. Quedaron en “seguir dialogando” y trabajar en conjunto para “controlar el aumento de precios” en las góndolas. Según las entidades del campo, ese sector productivo tiene una participación mínima en la composición del precio al público y que están dispuestos a “producir más y mejor”: unos chantas.

Sigue leyendo