Ante el conflicto en el subterráneo

Compartir:

24/04/12

El diputado Alejandro Bodart (MST en Movimiento Proyecto Sur) presentó hoy en la Legislatura porteña un proyecto de declaración para ser votado este jueves sobre tablas: “Ante el conflicto en el subte originado por la inexistencia actual de paritarias, la Legislatura insta a la empresa Metrovías, al Ministerio de Trabajo de la Nación y a los funcionarios del Gobierno de la Ciudad a la inmediata reapertura de negociaciones con la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro”.

Bodart explicó: “Metrovías aprovecha la incertidumbre sobre el traspaso, los funcionarios porteños faltan a las reuniones y el Ministerio de Trabajo nacional no convoca a la AGTSYP. Para encaminar una salida al conflicto deberían reabrir negociaciones con ese sindicato, que es el que realmente representa a los trabajadores del subte.”

Proyecto de Declaración

Ante el conflicto en el servicio de subtes originado por la inexistencia de paritarias, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires insta a la empresa Metrovías S.A., al Ministerio de Trabajo de la Nación y a los funcionarios del Gobierno de la Ciudad a la inmediata reapertura de negociaciones con la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSYP).

Fundamentos

Sra. Presidenta:

El 23 de noviembre del año pasado, la AGTSYP emitió el siguiente comunicado: “Denunciamos ante la opinión pública que la empresa Metrovías S.A. ha cancelado de manera abrupta y unilateral el proceso de negociaciones sobre condiciones de trabajo correspondientes a las paritarias del año en curso, que se venían realizando en el ámbito del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Esta ruptura en las negociaciones viola el marco de paz social y nos coloca en una situación de potencial conflicto. Frente a esta irresponsable actitud empresaria, la AGTSYP se declara en estado de alerta y movilización, y comunica que se convocarán a asambleas en todas las líneas y sectores para evaluar colectivamente los pasos a seguir.”

Lamentablemente, el alerta fue válido. A su vez, la expectativa de retomar las negociaciones en marzo pasado también se ha visto frustrada. Esto ha desembocado en el actual conflicto, con las consiguientes medidas de fuerza de los trabajadores del subte en defensa de sus legítimos derechos.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo de la Nación ha convocado a dos reuniones a Metrovías, a la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) y al gobierno porteño, pero no así a la AGTSYP. La última reunión fue el lunes 23 de abril, con el siguiente cuadro:

• La empresa repite que es imposible acceder a “un incremento salarial a partir de la realidad económico-financiera por las divergencias interpretativas entre el gobierno de la Nación y el de la Ciudad sobre el proceso de transferencia del contrato de concesión”.

• Los funcionarios del gobierno porteño, por segunda vez, no concurrieron.

• Y según los dirigentes de UTA, “el conflicto está empantanado, por lo que es necesaria la participación de algún otro actor que, de forma activa, pueda abrir el camino de esta incertidumbre”, y añadieron que “el gremio no participa en la contienda, por lo que solicita la citación de la Secretaría de Transporte de la Nación y de los funcionarios porteños”.

El pantano es más que evidente: Metrovías aprovecha la situación de incertidumbre sobre el traspaso, Trabajo citó a una nueva reunión para el jueves 3 de mayo sin la AGTSYP, la UTA dice que “no participa de la contienda” y el gobierno porteño directamente no concurre a negociar.

Lo que está faltando, a todas luces, es convocar a un actor ineludible a la hora de discutir salarios y condiciones de trabajo: el sindicato que realmente representa a los trabajadores del subte, es decir la AGTSYP.

Independientemente de la postura que cada bloque político tenga respecto del traspaso, la empresa y las partes involucradas en el conflicto hoy plantado, urge que esta Legislatura contribuya a encaminar una salida. Los usuarios del subte y los trabajadores, sin duda, así lo merecen.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *