Pedido de informe sobre construcción en Estación Liniers (29/05/12)

Compartir:

PROYECTO DE DECLARACIÓN

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su profunda preocupación ante la cesantía de centenares de docentes de la Universidad de Buenos Aires dispuesta mediante la Resolución 2067/11, que vulnera abiertamente la Ley 26.508, e insta a sus autoridades a rever dicha medida.

Fundamentos

Sra. Presidenta:

Como es de conocimiento público, existe una situación de honda preocupación y conflicto en la UBA a causa de una resolución que implica la cesantía de entre 700 a 1.000 docentes a partir del 1º de abril pasado.

Invocando la formalidad del artículo 51º de su Estatuto, el Consejo Superior de dicha Universidad ha resuelto dejar cesantes a docentes que han cumplido 65 años de edad. No obstante, dicha medida avasalla los derechos laborales reconocidos en la Ley 26.508 de Beneficios Jubilatorios de los Docentes Universitarios, conquistada tras una larga lucha en el año 2009. El artículo 1º inciso a.2 de dicha norma establece que “ante la intimación del empleador, cualquiera fuere, los docentes universitarios podrán optar por permanecer en la actividad laboral durante cinco (5) años más después de los sesenta y cinco (65) años”.

Otras universidades nacionales han dictado medidas de cesantía obligatoria similares, que tanto el reclamo docente como la jurisprudencia han logrado revertir. Existen fallos en ese sentido contra la Universidad Nacional de Córdoba, así como del Fuero Nacional en lo Laboral, y gran cantidad de fallos sobre medidas cautelares y sobre sentencias de fondo dictados por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo.

Entendemos que en nombre de la autonomía universitaria no corresponde quebrantar derechos laborales de cientos de docentes, muchos de ellos de prestigio y amplio reconocimiento nacional e incluso internacional.

Sostienen este legítimo reclamo de los docentes universitarios las federaciones gremiales CONADU, CONADU Histórica y FEDUN; los sindicatos de base FEDUBA, AGDUBA y ADUBA; la Federación Universitaria (FUBA) y todos los Centros de Estudiantes, así como numerosas personalidades del arte, la cultura y las ciencias.

Ante esta situación conflictiva en la Universidad pública de nuestra Ciudad y la principal del país, solicitamos la aprobación del presente proyecto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *