Macri privatiza todo el transporte

Compartir:

subtecatedarlUna sola palabra resume la política macrista de transporte: privatización. Así lo podemos corroborar en el subte, los Metrobús, el estacionamiento medido… ¡y hasta las bicicletas!

En el subte, sigue Metrovías 

Sin haber hecho una auditoría del servicio y los costos reales, Macri firmó un nuevo contrato con la misma concesionaría privada: Metrovías. Pudo hacerlo gracias a la Ley 4.472, que es parte del pacto PRO-K y que nuestro diputado Alejandro Bodart votó en contra. Desde 1994 Metrovías se embolsa los subsidios, incumple las inversiones, dibuja sus balances, da un mal servicio y pone en riesgo a sus usuarios y trabajadores. Pero Cristina después de Once le dio los trenes y ahora Macri la premia por dos años más en el subte. Bodart, en cambio, frenó con su amparo el tarifazo del subte y propone reestatizarlo bajo control social.

Metrobus destructivo 

El Metrobús macrista es sólo un carril exclusivo para colectivos privados: no incluye buses articulados, ni pago en estaciones y no arriba del bus, ni frecuencia fija. Las obras del Metrobus de la 9 de Julio no sólo destruyen esa avenida emblemática y sus espacios verdes, sino que cada parada cuesta 8 millones de pesos. Bodart en cambio defiende el tranvía, que es más rápido, de mayor capacidad y no contaminante como los colectivos. Presentó un proyecto de ley para ampliar el Premetro en la zona sur y otro para que los nuevos Metrobús no vayan sobre calles bajo las cuales circula subte, para que sean complementarios y no antagónicos.

Más parquímetros y cepos

Otra proyecto de Macri es extender a toda la Ciudad los parquímetros, y también los cepos que manejan las empresas SEC y STO, cuyos contratos vencieron en 2001 pero se siguen prorrogando. Es una nueva privatización de espacio público en las calles del micro y macrocentro e incluso en barrios residenciales. Como dijo Bodart: «Laúnica medida coherente para desalentar el uso del automóvil y mejorar el tránsito porteño es fortalecer el transporte público, empezando por ampliar el subte. Al que hay ponerle cepo es a este proyecto recaudatorio.»

Otra «bicicleteada» de Macri

El jefe del PRO acaba de licitar el servicio público y gratuito de bicicletas, que sin duda puede manejar el Estado, para hacer un nuevo negocio redondo y privado. Sin pasar por la Legislatura le va a dar 135 millones de pesos por 4 ó 5 años a algún empresario amigo, que invertirá poco y nada, y encima lo habilita a sponsorear las bicis y hasta cobrar por su uso. Así Macri le pone el moño al curro de las bicisendas, que nos cuesta a los vecinos porteños nada menos que 120 mil pesos por cuadra.

Está claro que esta política macrista para el transporte, en buena medida favorecida por los K, es puro lucro privado y perjuicio público. Nuestro compromiso es seguir enfrentándola y hacer todo lo posible por derrotarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *