El MST realizó su congreso nacional

Compartir:

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn su local central del barrio porteño de San Telmo, con la participación de más de 200 delegados de todo el país, el Movimiento Socialista de los Trabajadores realizó hoy su congreso nacional en donde definió su política electoral en todo el país, incluida la Capital.
El diputado Alejandro Bodart, secretario general del MST, señaló: “Nuestro congreso ha resuelto rechazar la decisión de Pino Solanas de aliarse con Elisa Carrió, porque significa un rumbo equivocado hacia la centroderecha y disuelve al Movimiento Proyecto Sur. Contra el gobierno K y la derecha, seguimos defendiendo un proyecto emancipador y salimos a construir alternativas frentistas en Capital, Provincia de Buenos Aires y todo el país en base a un programa por cambios de fondo.”
En función de la resolución aprobada por unanimidad, el congreso del MST resolvió lanzar las candidaturas de Alejandro Bodart a diputado nacional por Capital y Sergio García a legislador porteño, así como la de Vilma Ripoll a diputada en la Provincia de Buenos Aires.

Resolución del Congreso Nacional del MST ante las próximas elecciones

Reafirmamos la necesidad de enfrentar en las luchas y también en el plano político-electoral a los gobiernos y viejos partidos que aplican medidas de ajuste y entrega contra las mayorías populares. La inflación, los bajos salarios, las inundaciones, la corrupción, la crisis del transporte, el saqueo de los recursos naturales, la deuda externa, la falta de justicia, la represión y otros males tienen responsables políticos: el gobierno nacional de CFK y los gobiernos provinciales del PJ, los que integra la UCR y el de Macri en la Ciudad de Buenos Aires.
Ante el avance de la crisis capitalista en el país y las medidas antipopulares de los gobernantes, cada vez más y más trabajadores, jóvenes, sectores medios, artistas e intelectuales y vecinos están hartos de esas viejas expresiones y anhelan el surgimiento de un nuevo proyecto alternativo tanto al kirchnerismo como a todas las variantes de derecha; una nueva alternativa política que se plantee cambios de fondo, emancipatorios y hacia otro modelo de país.
En los últimos años, desde el MST integramos el Movimiento Proyecto Sur junto a Pino Solanas y otros compañeros. Pero lamentablemente Pino decidió cerrar un acuerdo electoral con Elisa Carrió, quien no comparte el programa ni el perfil que veníamos levantando. Este acuerdo es un importante error político que abandona aquel proyecto transformador. Más allá de las intenciones, es un corrimiento objetivo hacia posturas de centroderecha que sólo ponen el eje en la corrupción, pero omiten el grueso de los problemas estructurales y las medidas de fondo para resolverlos.
Una vez más, rechazamos los intentos desesperados de juntar por juntar, de reeditar alianzas con sectores de la vieja política que ya fracasaron y llevaron a grandes frustraciones. El acuerdo con Carrió, incluida su posible confluencia con la UCR, son expresiones del pasado que nada nuevo tienen para ofrecer y no pueden jugar ningún rol progresivo en función de los cambios profundos y emancipadores que necesita el pueblo argentino.
En la Ciudad de Buenos Aires y en cada provincia es preciso poner en pie alternativas electorales cuya composición y candidatos expresen el perfil y el programa que hacen falta. Entre ellas, defender el salario, el empleo y el 82% móvil, defender la salud, la educación y todo lo público; recuperar los recursos estratégicos, democratizar de verdad la justicia, revertir las privatizaciones y reestatizar los servicios con control social, gravar la renta financiera, y otras medidas para que la crisis la paguen el imperialismo y los grandes grupos. Por eso queremos avanzar con todas las fuerzas populares, verdaderamente progresistas y de izquierda que se planteen estos objetivos en un marco unitario. A la vez, bregamos para que esos frentes trasciendan el plano electoral y se transformen en verdaderos movimientos con vocación de poder.

Por estas consideraciones políticas, este Congreso Nacional resuelve:

1. Rechazar el acuerdo que hizo Pino Solanas con Elisa Carrió, reafirmando a la vez que las banderas centrales que dieron origen al movimiento mantienen plena vigencia. Somos coherentes: no cambiamos nuestro proyecto ni programa por alguna mera especulación electoralista sin perspectivas. Por el contrario, seguimos defendiendo un proyecto realmente transformador y por eso no acompañamos esta decisión política que disuelve al Movimiento Proyecto Sur y abandona la necesidad de una alternativa que luche por cambios de fondo.

2. En la Ciudad de Buenos Aires, resolvemos reagrupar y trabajar en unidad con todos los dirigentes, comuneros, ambientalistas, intelectuales, trabajadores y jóvenes militantes que provenimos del Movimiento Proyecto Sur y disentimos con la alianza Pino-Carrió para encarar juntos un nuevo proyecto que sea continuidad del que veníamos construyendo.

3. A partir de esa instancia, llamamos también a otros espacios como Buenos Aires Para Todos, Marea Popular, el Partido Social, el PCR-PTP, el FIT y demás fuerzas que quieran compartir un rumbo unitario a construir un frente electoral que levante un proyecto emancipatorio e integre sus listas con los mejores referentes de cada fuerza, reflejando su peso real. Para fortalecer esta propuesta proponemos las candidaturas de los compañeros Alejandro Bodart a diputado nacional y de Sergio García a legislador.

4. En la Provincia de Buenos Aires, convocamos a confluir en un amplio frente electoral para enfrentar a Scioli, al kicrhnerismo, a De Narváez y también a la UCR, que ya gobernó y con quien no es posible construir nada progresivo. El frente que hace falta se puede constituir entre todas las fuerzas que, desde el FAP hasta la izquierda, estemos dispuestos a integrarlo. Como aporte a esa construcción unitaria, proponemos la candidatura de la compañera Vilma Ripoll a diputada por la Provincia.

5. En el mismo sentido, el MST participará de la batalla electoral en la gran mayoría de las provincias, con candidatos propios en nuestras listas o en los frentes que ya integramos o estamos construyendo. Convocamos a los trabajadores, los jóvenes y los sectores populares a que se sumen a esta construcción transformadora, emancipatoria y de izquierda, que en todo el país le va a dar pelea a los gobiernos y los viejos partidos.

Movimiento Socialista de los Trabajadores, Buenos Aires, 11 de mayo de 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *