Declárase de interés cultural el largometraje “Hard Cop; vivir y dejar matar” (05/10/15)

Spread the love

wpid-COMISION2.gifProyecto de Declaración 

Declárase de interés cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el largometraje “Hard Cop: vivir y dejar matar”, dirigido por Juan Gabriel Coñuel.

Fundamentos
Sra. Presidenta:

John Hardcop es el policía más violento de su ciudad. El recién electo intendente quiere destituirlo y saca de la cárcel a su viejo enemigo, el terrorista White Scotch, para controlar la ciudad y terminar con sus opositores. Hard Cop es destituido, está separado y su hija lleva armas al colegio. Algunos actos violentos complican su situación. Tras un accidentado viaje llega al pueblo de Villa Roca, buscando liderar la policía local. Allí, bajo una paz aparente, Hard Cop descubre que los policías a su cargo desaparecen a pobladores originarios en pos de dinero y tierras, al amparo de un cruel terrateniente. Así, Hard Cop debe elegir entre seguir como policía duro o reencauzar su vida para defender un noble ideal, para luego volver a su ciudad y acabar con White Scotch que la ha puesto en caos.

Bajo este original encuadre de comedia de acción policial, la trama de la película va develando conflictos que afectan los derechos de los pueblos originarios.

Su director, Juan Gabriel Coñuel, lo explica así: “Soy descendiente de pueblos originarios. Mi bisabuelo, Juan Coñuel, era lenguaraz mapuche-español, hijo de Carmen Namuncurá, primo de Ceferino Namuncurá y nieto del cacique Calfucurá. Mi compromiso es servir como puente para que las atrocidades cometidas por siglos en contra de nuestros pueblos originarios cesen. ‘Hard Cop: vivir y dejar matar’ es una película de acción; una comedia oscura de acción policial, la que a medida que se va desarrollando devela una subtrama de compromiso social revelador. Cual caballo de Troya, en una película con un héroe a lo hollywoodense que soluciona todo a los tiros comienza a haber otro tipo de abordaje. Se toca el tema tan tabú para los medios como es el de los pueblos originarios, la discriminación y las matanzas en pos de quedarse con sus tierras.

“Félix Díaz hace de sí mismo, contando el mecanismo por el cual se quedan con sus tierras. El poeta mapuche David Aniñir Guilitraro es abordado en una estación de tren hasta morir. La comunidad qom de La Plata aparece en escenas filmadas en sus calles. La comunidad charrúa de Entre Ríos hizo parte de la música del largometraje. Así, ‘Hard Cop: vivir y dejar matar’, con recursos estilísticos diferentes a los que se suelen usar para abordar el tema de los pueblos originarios, se mete en las desapariciones, en las complicidades oscuras entre intendentes y jueces, entre empresarios, mercenarios y milicia, y muestra la elocuente diferencia de la vida en una comunidad originaria y sus valores y la locura diaria en una ciudad capitalina. Para quien quiera verlo, la película revela un mensaje primordial: si no somos parte de la solución, somos parte del problema. La ironía del vivir y dejar matar.”

La trayectoria del director

Nacido en la Ciudad de Buenos Aires en 1980, Juan Gabriel Coñuel es realizador de cine y video. En su adolescencia escribió cuentos, crónicas, guiones y poesías, muchos de ellos bajo el seudónimo de Iván Calfucurá.

Egresado del Instituto de Artes Cinematográficas de Avellaneda (IDAC, 2004) y de la Escuela de Medios Audiovisuales de Almirante Brown (2001). Montajista especializado en tecnologías digitales, post productor 2D, 3D y VFX de numerosos comerciales para reconocidas marcas mundiales (Ford, Bayer, Natura, Becel, Peugeot).

Capacitador en medios tecnológicos en Ushuaia a través de Yanapakuna Originarios (2014). Capacitador tecnológico para Rueda Internacional (2013). Capacitador del primer canal de pueblos originarios “Wall Kintun TV”, Bariloche (2013). Capacitador en edición y post producción en el Festival de Cine de Pueblos Originarios, en Chaco (2012).

Productor y conductor del programa de radio “El Elevador” (2014-2015), Coñuel también es director de la productora Bluston y fabricante de insumos para cine y video. Entre sus trabajos como director, productor y guionista se destacan Hard Cop, Desvanecerse (Fade out), Castel Master, Rojo Negro, Leo el Justiciero y Edén, que fue finalista del concurso de videominuto 64 Film Festival 2.0 de la revista Haciendo Cine (2005). Además, en 2012 su videominuto “Mujeres todo terreno” recibió una mención especial del jurado de la Reunión de Ministras y altas Autoridades de la Mujer del Mercosur “Paridad es Igualdad” (Igualdad de las mujeres en la política).

Sobre Hard Cop

El largometraje “Hard Cop: vivir y dejar matar” fue seleccionado en la Quinta Edición de Ventana Sur (2013) como Work In Progress. Ventana Sur fue creado en noviembre de 2009 por el INCAA y el Marché du Film-Festival de Cannes, con el apoyo de Europa Creativa (Comisión Europea).

Asimismo, fue seleccionado para formar parte del Catálogo Internacional de Cannes 2014. Hard Cop fue presentada en una gira en pueblos y comunidades de Puerto Deseado, Pico Truncado, Caleta Olivia, Río Gallegos, Ushuaia y Río Grande junto a la Red Mapuche en 2014, así como una presentación especial en Cine Wilde.

El elenco lo integran: Alejandro Barbero (John Hardcop), Aldo Onofri (El Jefe), Eduardo Maddonni (Intendente Bardo), German Kroussinger (White Scotch), Isabella Groumann (Psicóloga), Juan Carlos Velázquez (Papi Chulo), David Aniñir Guilitraro (Desaparecido), Félix Díaz (como él mismo), Walter Fernández (Lautaro), Mario González (Abuelo Originario), Agustina Sánchez (Abuela Originaria) y Faustino Lencina (Oficial Originario 1).

Palabras de referentes originarios

El Pueblo Charrúa, como los demás pueblos del país y de los países que conforman el continente, sufrió esa rapaz penetración de los dominadores de siempre desde que la Invasión tuvo lugar aniquilando culturas, cuerpos y almas humanas para ocupar y explotar todo, a tal punto de dejar la miseria como herida abierta, como llaga resistiendo la extinción latente en nuestros tiempos, de lo que podemos observar su atroz consecuencia. Particularmente se nos creía extintos, fuera del mapa, sepultados, desaparecidos; pero los que con los libros y las tradiciones versionaban la historia a su antojo e interés, no han podido con los rasgos vigentes en costumbres y forma de vivir que poseemos, pues esto no dejó de pulsarnos en nuestro interior (ancat). Entonces penando en la supervivencia, sufriendo la aculturación en el proceso de nuestra Identidad, por una rendija se vislumbraba lo que somos y solo teníamos que echar raíces decidiendo por nuestro devenir con la conciencia de que estamos y aún resistimos.

Es de gran efecto la visibilización para que no se crean perdidas nuestras vidas y que se revierta todo lo negativo que por siglos nos atravesaba; es de gran efecto que se visibilice nuestra vida que hasta entonces es maltratada, excluida, apartada de toda decisión política, social y cultural. Es de gran efecto que a través de herramientas y sobre todo de medios audiovisuales podamos sembrar la esperanza de que Abya Yala constituya todo proceder humano con un contenido diversísimo que decline o provoque declinar toda acción desproporcional, mezquina, desigual que la cultura occidental instaló a sangre y fuego en nuestro amplio territorio. Deseamos e insistimos que se haga justicia y que a través de aportes diversos se haga tomar conciencia de qué significan los pueblos originarios para la construcción de una sociedad más justa e inclusiva.

El Pueblo Charrúa de Entre Ríos, a través de la comunidad Charrúa Etriek de Villaguay, saluda y desea el mayor de los éxitos a la producción del largometraje “Hardcop, Vivir y dejar matar”, a su equipo y elencos que lo hacen posibles y que nuestros pueblos originarios se vean reflejados allí por lo que anhelamos y por lo que queremos. Cordialmente,

Héctor Santomil, comunicador de la Comunidad Charrúa Etriek (Villaguay, Entre Ríos)

Hard? Quién es Hard? Simplemente un hombre como tantos otros que podemos cruzarnos por allí en algún lugar de este mundo, y tal vez tenemos la capacidad de reconocer o no… eso depende de quién lo mire y cómo…

Tal vez estamos tan acostumbrados a tener partes de Hard Cop en nuestro ser, que difícilmente podamos distinguir cada una de sus acciones ante la evolución de su sentir y de su pensamiento en el transcurrir de la película. Hay muchas personas que deberían caer de un avión como Hardcop, y así despertar en un lugar desconocido, el cual lo encuentre desprevenido y así llegar a conocer un pueblo, con una comunidad originaria, con una familia, con una existencia completamente distinta a la que generalmente estamos acostumbrados a sobrellevar…

Sentir que aquello que nos hace diferentes es lo mismo que nos une, pensamientos creados con el fin de colaborar a un mejor vivir de todos en comunidad, encontrando el equilibrio en la vida de uno, para así en un futuro poder cambiar la vida del otro… sabiendo que nada está más arriba ni más abajo del circulo de energía que nos protege… simplemente la armonía de existir en paz con todos los seres que nos rodean, sabiendo que para los pueblos originarios los seres no son sólo las personas y los animales sino los bosques, los lagos, los ríos, las montañas, los médanos, y aquello que es indispensable para la vida que a veces muchos ignoramos por la vorágine de las grandes ciudades y los horarios que nos imponemos…

Hay caminos en la vida que nos unen y que nos separan de las personas que deben y que no deben estar en nuestro andar, sólo nuestros ancestros originarios saben por qué nos suceden en estos tiempos las cosas que nos suceden, y ellos nos preparan para llegar con éxito adonde debemos llegar, aunque no veamos su presencia nos acompañan a cada momento…

Adoro el momento en que conocí a este gran compañero, amigo y hermano Gabriel Coñuel, quien buscando respuestas encontró aún más preguntas, y con quien también compartí un gran camino en la comunicación con identidad de nuestros pueblos, siempre dispuesto y con el alma abierta para adquirir el conocimiento de su raíz y de nuestra lucha por la reivindicación de los pueblos originarios de Argentina y de todo el Abya yala…

Es por eso que sin dudar esta película para nuestros pueblos-nación refleja una de tantas realidades territoriales, abordando una de las pequeñas problemáticas existentes en diferentes lugares… como así también una de las más grandes y graves que podemos llegar a padecer hoy “indiferencia, desconocimiento e invisibilización” que sufrimos a diario por parte de nuestra sociedad… Pero con películas como ésta no por mucho tiempo!!!

Erica Nievas, Consejo de Participación Indígena Pueblo Huarpe de Mendoza

Entonces, en reconocimiento a los méritos del largometraje Hard Cop, y a modo de estímulo para su joven director Juan Gabriel Coñuel, solicito la aprobación del presente proyecto de declaración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *