Ante las trabas para el aborto no punible

Desde el Hospital Ramos Mejía, el diputado Alejandro Bodart (MST-Proyecto Sur) afirmó esta tarde: “Este caso muestra la cadena de complicidades contra las mujeres. Primero Mauricio Macri vetó la ley, habilitando los obstáculos. A su vez el hospital intentó darle el alta a la mujer sin practicarle el aborto. Cuando intervinimos y aceptaron hacerlo, luego se filtró su dirección permitiendo el escrache medieval y la presentación judicial. Sigue leyendo