Observación al despacho N° 139 (Ley de medios de la Ciudad) 29/05/13

Compartir:

OBSERVACIONOBSERVACIÓN AL DESPACHO N° 139

 Visto:

 Los Despachos de Mayoría y Minoría de la Comisión de Asuntos Constitucionales, y

 Considerando:

Que con su Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 2/13, del pasado 14 de mayo, el Jefe de Gobierno porteño intenta aparecer ante la opinión pública local y nacional como un paladín de la libertad de expresión y de prensa;

Que la aplicación del citado DNU fue suspendida por una medida cautelar ordenada por un Juzgado local;

Que dicha circunstancia ha obligado al oficialismo gobernante en la Ciudad a intentar avanzar por la vía de un proyecto de ley;

Que, en tal sentido, a Mauricio Macri y al PRO de hecho les ha resultado funcional el proyecto de ley Nº 1325-D-2013 presentado por diputados de la Coalición Cívica y Proyecto Sur;

Que la ley propuesta por el Despacho de Mayoría firmado por diputados del PRO, la Coalición Cívica y Proyecto Sur, más allá de que se hayan introducido algunas modificaciones, en lo esencial mantiene el contenido del mencionado DNU.

Que, en una evidente muestra de contradicción, el PRO primero definió la cuestión de los medios como materia contravencional (DNU Nº 2/11), luego propuso crear un fuero especial (DNU Nº 2/13) y ahora su ley no define el fuero competente y deja todo en manos del Tribunal Superior de Justicia.

Que dicha propuesta de ley, además, genera conflictos de competencia por incongruencias en materia de regulación de los servicios de comunicación audiovisual, así como comercial, tributaria nacional y aduanera.

Que, desde el punto de vista político, mal puede considerarse defensor de la libertad de expresión y de prensa a un Jefe de Gobierno que:

1. Se encuentra procesado penalmente en firme por asociación ilícita para realizar escuchas ilegales.

2. Ordenó confeccionar listas negras de alumnos y docentes, y les prohibió tener contacto con la prensa.

3. Dentro de su propia administración pública desconoce a sindicatos y a delegados opositores e impide las asambleas de trabajadores.

4. Su bloque en esta Legislatura limitó -en acuerdo con el Interbloque K- el derecho a la palabra de los legisladores en las sesiones.

Que, lejos de asegurar una verdadera libertad de expresión y pluralidad de opiniones, el Jefe de Gobierno no democratiza los medios públicos que se encuentran bajo su órbita:

1. En la Radio Ciudad, por ejemplo, ha despedido por razones políticas al periodista opositor Herman Schiller, cuyo programa “Leña al Fuego” -con 13 años en el aire- no tenía costo económico alguno, era el de mayor audiencia de la radio y fue declarado de interés cultural por esta Legislatura (Resolución 20/12).

2. En el canal televisivo Ciudad Abierta tampoco la programación es realmente “abierta” a los sectores de oposición, las organizaciones sociales y las Comunas, en tanto que mantiene precarizado al 80% de los trabajadores de dicho medio.

Que, como una muestra reciente de flagrante atropello a la libertad de prensa, el pasado 26 de abril y como parte de un operativo ilegal en el Hospital Borda, la Policía Metropolitana de Mauricio Macri reprimió y detuvo en forma violenta a numerosos trabajadores de prensa, allí sin discriminación alguna.

Que, por otra parte, el Despacho de Minoría firmado por diputados del interbloque Frente para la Victoria critica el DNU Nº 2/13 de Macri pero considera que la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual garantiza la libertad de expresión y la pluralidad de voces, lo que contradice la realidad y omite los problemas existentes.

Que, a título de ejemplo de lo antedicho, la AFSCA ejerce una abierta presión sobre los medios de prensa opositores al gobierno nacional, maneja discrecionalmente la pauta publicitaria oficial e incumple -entre otros puntos de la ley- con el otorgamiento del 33% de las licencias de servicios audiovisuales a las organizaciones comunitarias y sin fines de lucro.

Que, como otra muestra del doble discurso del kirchnerismo gobernante a nivel nacional, el proyecto del diputado Juan Cabandié sobre medios públicos de la Ciudad (2170-D-2009) propone una autoridad donde el Poder Ejecutivo local es minoría, mientras que en los medios públicos nacionales y en la AFSCA las autoridades son total o mayoritariamente oficialistas.

Que como criterio general objetamos todo tipo de hegemonía de multimedios de prensa y comunicación, ya sean éstos opositores o, más todavía, oficialistas de cualquier jurisdicción.

Que, en cuanto a la empresa Papel Prensa S.A., compartimos la necesidad de su estatización pero únicamente si es para que funcione bajo un amplio control social, única garantía democrática para que el conjunto de publicaciones -con toda su pluralidad y diversidad- acceda en forma efectiva al papel de imprenta. Está visto que de nada sirven “estatizaciones” como la de las AFJP, que le sigue negando a los jubilados y pensionados su derecho al 82% móvil.

Por las razones antes expuestas, proponemos el archivo de ambos Despachos y la aprobación del siguiente:

Compromiso por la libertad de prensa

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires:

1. Reafirma la defensa incondicional de las libertades de expresión, de prensa, de imprenta, de acceso a la información y de ejercicio de la actividad periodística en esta Ciudad y en todo el país.

2. Repudia la represión ilegal y violenta contra trabajadores de prensa ejercida por la Policía Metropolitana el pasado viernes 26 de abril en el Hospital Borda.

3. Reclama al Jefe de Gobierno la apertura de los medios públicos de la Ciudad (Radio Ciudad y Canal Ciudad Abierta) a la participación democrática de las organizaciones sociales, las Comunas y los bloques políticos de oposición, así como la reincorporación de los programas levantados.

4. Se opone a toda forma de amenaza, censura, condicionamiento, control o intervención gubernamental de ésta o de otra jurisdicción a cualquier medio de comunicación, sea éste público o privado.

5. Considera que la Ley 26.522 y su aplicación por el gobierno nacional no significan una verdadera democratización de los medios audiovisuales, tarea que sigue pendiente. Asimismo, es contraria a toda hegemonía de multimedios de carácter monopólico, ni opositores ni menos aún oficialistas de cualquier gobierno.

6. Respalda la estatización de Papel Prensa S.A. sólo si dicha empresa es puesta bajo el control democrático de una comisión ampliamente representativa que garantice el acceso al papel de imprenta a todas las publicaciones y las organizaciones populares.

Diputado Alejandro Bodart (MST)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *