Medidas para tener más y mejores enfermeras

Compartir:

Alejandro Bodart y Sergio Garcia Hospital R MejiaColumna de mi autoría publicada por el dirario Clarín el 01/07/13

Días atrás, en esta misma sección, el subsecretario de Educación porteño señalaba el déficit nacional de enfermeras y la necesidad de revertirlo. No obstante, sólo propone “un programa de formación”.

El debate es clave. Desde ya, hace falta formar más enfermeras y sigue pendiente una ley nacional al respecto. Pero el mayor problema es que sus salarios están abajo de lo que merecen por su rol insustituible en el equipo interdisciplinario de salud, sobre todo en el sector público. Y sin jerarquización salarial no podemos hablar seriamente de un verdadero impulso a la profesión.

El funcionario comete, además, una omisión llamativa: siendo parte de un gobierno, comenta el tema como si le fuera ajeno. Lo cierto es que la administración porteña tiene responsabilidad directa en no promover la Enfermería. Resolver la cuestión, creemos, requiere de tres medidas concretas:

1. Jerarquización salarial. El sueldo inicial neto de una enfermera estatal de la Ciudad no llega a 4.900 pesos, con buena parte en negro. Para alentar la profesión y evitar el drenaje hacia el sector privado se necesita un incremento significativo y blanquear todo el salario.

2. Más nombramientos. La salud pública porteña tiene 12.000 médicos y poco más de 8.000 enfermeras: dos de ellas cada tres médicos, cuando la OMS plantea tres por médico. Aparte de sobrecarga, esto resiente la atención. Hay que incorporar más enfermeras, incluyendo el ingreso directo de las que forma la propia Ciudad en la Escuela Grierson.

3. Reconocimiento profesional. La tendencia internacional y nacional es a reconocer a las licenciadas en Enfermería como profesionales universitarias que son, pero el gobierno local se niega. Urge revocar semejante discriminación, resabio del caduco modelo médico-hegemónico.

Estas propuestas no sólo mejorarían -en la Ciudad y en el país- la situación de una profesión tan meritoria como la Enfermería, sino también la calidad de atención a los pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *