Carta abierta a los simpatizantes del gobierno que no quieren votar a Scioli

Compartir:
Compañeras y compañeros:
Para miles y miles de Uds. la imposición de Cristina fue un baldazo de agua helada. De un plumazo anuló la interna que estaba prevista, sin siquiera consultar la opinión de las bases. Y además como presidenciable no eligió a cualquiera, sino nada menos que a Daniel Scioli.
Como es evidente que esa decisión política cayó muy mal, ahora hay toda una operación del oficialismo para restarle gravedad. Que Zannini es garantía de continuidad y lo va a tener controlado… Que los ministros K desde el Congreso también… ¡Si hasta tratan de disimular al verdadero Scioli y enseñarle de apuro un libreto progresista al que siempre fue ajeno!

Pero no hay que dejarse confundir. El que preside el país es el presidente. Y es el que corta el bacalao. Acá los vices siempre fueron segundones o, a lo sumo, un factor de crisis. Y no hace falta mucha memoria para recordar que Scioli es hijo político de Menem y de Duhalde; que es un hombre directo de las corporaciones y que encima hizo crecer la desigualdad social en la mayor Provincia del país. Es así: Cristina eligió y, lamentablemente, eligió lo peor.
¿O se imaginan a Scioli en la Rosada defendiendo los derechos humanos? ¿Acaso alguien se lo imagina resistiendo a Monsanto, Chevron, la Barrick, los fondos buitres y demás corporaciones y banqueros? ¿Creen Uds. que va a combatir la precarización de los jóvenes, defender la salud y la educación pública, pagar salarios y jubilaciones dignas, enfrentar la violencia de género y aceptar el derecho al aborto? Nosotros no.
Por eso les decimos fraternalmente que llegó la hora de no aceptar más un supuesto “mal menor”. Porque en realidad, Scioli es tan neoliberal como Macri. Es un sapo que no se debe tragar, un límite que no se debe cruzar. Y por eso hoy no queremos mirar atrás y debatir balances, sino reflexionar juntos a futuro. Eso es lo importante: poder pensar y poner en pie un nuevo proyecto emancipador y transformador para nuestro país y nuestro pueblo.
En la izquierda hoy Uds. tienen dos vertientes. Una aparece más visible, pero es más sectaria y dogmática. Y como no tienen la estrategia de abrirse a la unidad con otros sectores para avanzar a ser una alternativa de poder, terminan en la chiquita, enfrentándose entre ellos por los cargos. Más que pan para hoy son hambre para mañana.
Nuestro proyecto político es diferente: el de una nueva izquierda que, junto con plantear cambios de fondo antiimperialistas y anticapitalistas, y también reivindicaciones ecologistas y feministas, sepa trabajar con unidad en la diversidad y construir con compañeras y compañeros independientes o que vienen de otros espacios políticos.
Los invitamos entonces a que conozcan nuestras propuestas concretas en defensa de los trabajadores, las mujeres y los jóvenes. Y si más allá de algún matiz coinciden con las banderas centrales, les pedimos que nos den una mano militante ahora en la campaña para que podamos superar las PASO y nuestra voz se pueda escuchar en octubre.

9 pensamientos en “Carta abierta a los simpatizantes del gobierno que no quieren votar a Scioli

  1. Estoy con vos Alejandro. Te felicito por tu coherencia , eso que tanto escasea últimamente. No termino de asombrarme de la versatilidad de políticos de medio pelo, de intendentes y algún gobernador , que se pasan del oficialismo a la oposición y luego vuelven al oficialismo como si nada. Me hace acordar al genio de Groucho Marx cuando decía “estos son mis principios, y si no le gusta, tengo otros “.
    Hace muchos años que vengo siguiéndola a Vilma, y nunca me defraudó, al contrario me hizo sentir orgulloso siempre. Sos un gran discípulo, que se merece tomar la posta. Un abrazo. Quedo a tu disposición, para lo que mande.

  2. Coincido totalmente con la carta abierta; si bien, apoyé algunas de las políticas de estos últimos diez años, tampoco soy tan ingenua para no ver el desastre que se hizo en otras áreas como el enriquecimiento escandaloso de ciertos sectores, el avance de las multinacionales, el extractivismo a ultranza, el consumismo exacerbado, el poco y nulo cuidado del medioambiente, el desastre humanitario en las cárceles del país ( un párrafo aparte lo que sucede en las prisiones bonaerenses!),etc; el hecho de haber elegido a Scioli considero que fue una falta de respeto total hacia el pueblo que tenía otras expectativas, y por otro lado, como no pertenezco a las filas del peronismo, no estoy dispuesta a aceptar que nadie, mesiánicamente , me obligue a ser obsecuente.

  3. Que feo es perder la dignidad y los del fpv se vean obligados a votar a un neoliberal sólo porque lo han puesto a dedo para garantizar impunidad de unos pocos

  4. Coincido en casi todo por no decir en todo. Ahora, mi pregunta de veterano izquierdista es ¿Cuando nos juntamos? ¿Cuando empezamos a trabajar sobre las coincidencias en vez de seguir jugando a ver quien es mas revolucionario, mas opositor o mas puro qué el otro? Siento que no voy a llegar a verlo y me da mucha pena. Multiplicidad de ofertas de izquierda que no juntamos ni los votos que junta Carrió para después morirnos de envidia ante la construcción política del PT o del Frente Amplio. Respeto, a algunos mucho mas que a otros, a los dirigentes de toda la izquierda pero, no puedo terminar de entender que es lo que los diferencia tanto para no poder coincidir de una vez por todas en un gran frente que pueda tener la posibilidad de ser alternativa en serio. Un saludo. compañero. Y gracias por dejarme expresar.

  5. Todo es muy cierto pero sería interesante que alguna vez consensuen los partidos de izquierda porque de otra forma nunca van a sacar mas de cinco votos .

  6. Todo pensamiento debe ser coherente y con contenido y lo ha logrado.
    Se viene tiempos aún mas complicados para los trabajadores, tanto en el plano local como geopolítico estratégico. Un abrazo fraterno.

Responder a joeysasa Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *